La titular de esta Hermandad es la patrona de Camarena, la Virgen de la Caridad.

Con una vida secular esta Hermandad ha cuidado de la devoción a la patrona.

Las fiestas principales son:

- El domingo llamado de "Carnaval", por tratarse del domingo previo al miércoles de ceniza. En este día se celebra Misa Mayor y la procesión a primera hora de la tarde, finalizando con la Eucaristía.

- El 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen María. Como preparación a la fiesta mayor se celebra un novenario del 5 al 13 de agosto, teniendo además un rosario de la aurora el sábado más próximo a la fiesta. En la víspera se tiene la ofrenda floral y el día de la fiesta Misa Mayor y procesión por la tarde.


Reglamento interno

REGLAMENTO INTERNO DE LAS CAMARERAS Y SERVIDORES

DE LA HERMANDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA CARIDAD

DE CAMARENA (TOLEDO).

PREÁMBULO

1.- Este reglamento interno se refiere a la normativa que regula el ordenamiento sobre las camareras y servidores de la Hermandad de la Santísima Virgen de la Caridad, con domicilio en la parroquia de San Juan Bautista de Camarena, archidiócesis de Toledo.

2.-El reglamento interno será aprobado en primera instancia por la Junta Directiva, siendo suficiente la mayoría simple; y en segundo lugar, debe ser aprobado por la Asamblea General, siendo suficiente, igualmente, la mayoría simple.

3.- El reglamento interno siempre será conforme al Derecho Canónico de la Iglesia Católica, y al sentir de la misma, tanto en la fe como en la moral o costumbres del pueblo cristiano, y deberá contar para su aprobación o para cualquier modificación con el visto bueno del Consiliario de esta Hermandad de la Santísima Virgen de la Caridad.

4.- Para la modificación o la supresión de este reglamente interno se necesitará el mismo consenso que lo señalado en el artículo 2.

CAPÍTULO 1. DE LA COMPOSICIÓN O MIEMBROS DE LAS CAMARERAS Y SERVIDORES

5.- Las camareras de la Virgen de la Caridad serán mujeres, mayores de edad, y en número no inferior a tres, ni superior a seis, debiendo pertenecer a la Hermandad de la Santísima Virgen de la Caridad.

6.- Los servidores de la Virgen de la Caridad serán hombres, mayores de edad, y en número no inferior a cuatro, ni superior a ocho, debiendo ser hermanos de la Hermandad de la Santísima Virgen de la Caridad.

7.- La Junta Directiva, con la ratificación de la Asamblea General, puede nombrar Camarera o Servidor Honorífico o Perpetuo a alguna camarera o servidor que haya destacado por su buena labor en este oficio, pudiendo ser revocado por alguna causa justa.

8.- Tanto las camareras como los servidores, no es obligatorio que sean miembros de la Junta Directiva; y los miembros de la Junta Directiva no tienen por qué ser camareras o servidores, siendo además deseable que sean personas distintas las camareras y los servidores respecto de los miembros de la Junta Directiva.

9.- El secretario de la Hermandad será el encargado de llevar registro de la composición de los miembros de las camareras y de los servidores, de las altas y bajas que se vayan causando y de las listas de las camareras y los servidores que se vayan ofreciendo para desempeñar estas funciones dentro de la Hermandad.

CAPÍTULO 2. DE LA ELECCIÓN Y NOMBRAMIENTO DE LAS CAMARERAS Y SERVIDORES

10.- Aquéllos que quieran desempeñar el oficio de camarera o servidor deberán presentar por escrito al Consiliario de la Hermandad su ofrecimiento, pudiéndolo hacer en cualquier momento del año, e incorporándose su nombre a la lista de oferentes.

11.- La lista de oferentes seguirá un orden en función de la fecha de presentación de ofrecimiento, que será el que se siga para la sucesiva renovación de los miembros.

12.- La duración del oficio de camarera o servidor será por un período de tres años, cumplido el cual será sustituido según el orden de la lista de oferentes.

13.- Por motivos personales se puede presentar por escrito la renuncia al cargo antes de cumplir su servicio de tres años, ocupando su lugar el primero de lista.

14.- De no haber ofrecimientos para ser camarera o servidor, los que ejerciesen este cargo podrían prolongar su servicio por más tiempo, hasta que se ofrezca alguien, pero no más de tres años.

15.- Las camareras y servidores que ya hayan desempeñado este oficio pueden volver a presentar su ofrecimiento pasados los tres años de haber terminado de ejercer el mismo.

16.- La Junta Directiva se guarda el derecho de expulsión, en caso de incurrir en alguna pena canónica, o por desafección de la fe o moral católica.

CAPÍTULO 3. DE LAS FUNCIONES DE LAS CAMARERAS Y SERVIDORES

17.- El oficio de camarera o servidor se ejercerá siempre sin ningún ánimo de lucro.

18.- Las funciones de las camareras consistirá en:

- Atender el decoro y cuidado de la imagen de la Virgen de la Caridad y de su altar, al igual que de su ajuar, especialmente las ropas y manteles.

- Acordar en conjunto con los miembros de la Junta Directiva de los mantos y las joyas que se pongan en cada momento a la imagen de la Virgen de la Caridad.

- Llevar un registro en el que se indique al menos las joyas que se pongan en cada momento a la imagen de la Santísima Virgen.

- Comunicar al administrador de la Hermandad cualquier defecto que pudiera darse, al igual que cualquier gasto que pudieran considerar que hubiera que hacer.

19.- Las camareras no podrán ser ayudadas por otras personas en lo que se refiere a la imagen de la Virgen de la Caridad, a excepción de los miembros de la Junta Directiva.

20.- Las funciones de los servidores será:

- El cuidado de la carroza.

- La colocación del trono de la Virgen de la Caridad en la carroza.

- Ayudar en la organización de las procesiones de la Virgen de la Caridad si fuera necesario.

- Comunicar al administrador de la Hermandad cualquier defecto que pudiera darse, al igual que cualquier gasto que pudieran considerar que hubiera que hacer.

21.- Los servidores pueden ser ayudados por otras personas que se ofrezcan para mover la carroza e instalar en ella el trono de la Virgen de la Caridad, especialmente los miembros de la Junta Directiva.

DISPOSICIONES ADICIONALES

22.- Sólo el Cura Párroco y la Junta Directiva dispondrán de las llaves del camarín de la Virgen de la Caridad y del cuarto de la carroza de la Virgen de la Caridad, siendo necesaria la presencia de alguno de ellos para que puedan acceder otras personas a estas dependencias.

23.- Las camareras y los servidores de la Virgen de la Caridad no son un ente autónomo, sino que siempre se regirán por las disposiciones que se les marquen desde la Junta Directiva y limitándose a las funciones que se les adjudica por este reglamento interno.